11/3/09

convivencia escolar y familiar



  • En la escuela aprendemos a convivir. La convivencia es el medio en el que se dan muchos tipos de aprendizajes.Hemos estado presenciando manifestaciones que reflejan la existencia de crisis en la convivencia: actos violentos, inseguridad, crisis de autoridad, impunidad y corrupción, menosprecio de nuestras instituciones…tenemos que trabajar para fortalecer nuestros esquemas de convivencia para lo cual la escuela es el lugar privilegiado.
    La escuela sigue siendo el núcleo de la formación social. Este espacio lo comparte con la familia; sin embargo, la escuela es el primer espacio público de los niños, lo que la pone en un lugar primordial. En ella la función socializadora se muestra en la convivencia cotidiana, en lo que se vive más que lo que se trata de enseñar.
    La convivencia es algo que se aprende. En la escuela aprendemos a relacionarnos, a obedecer normas y a la autoridad, a compartir, dialogar, respetar a los otros, en fin, muchas actitudes y valores relacionados con la convivencia. No todo lo que se aprende en la escuela es positivo, se aprende también a engañar, a ser corrupto, a obedecer acríticamente, entre otras conductas y actitudes que nos perjudican como sociedad, por ello, aunque nos parezca trivial es importante atender como padres lo que nuestros niños aprenden en la escuela y como “institución escuela” necesitamos observar y cuidar los espacios de convivencia para fortalecernos socialmente.
    La escuela, como otras instituciones tales como la familia, está en crisis. Algunos estudiosos relacionan esta crisis con factores externos, es decir atribuibles a lo que sucede en la sociedad y otros ven el problema de manera diferente: consideran que la crisis está dentro de los mismos alumnos, en su falta de motivación, de disciplina y respeto a la autoridad, y otros más culpabilizan a las familias.

  • La convivencia familiar no es sólo pasar un tiempo juntos y conversar cosas sin importancia ni trascendencia, es en donde todos como integrantes de la familia contamos a los otros que tal fue nuestro día o algún problema que tengamos. que pueda haber un tiempo para conversar en la familia logra un cambio, por que de esa manera los hijos aprenderán con el ejemplo, todos los valores que se quieran enseñar, además se van conociendo más y se va fortaleciendo la familia como núcleo familiar y para que decir las relaciones familiares mejoraran notablemente. Como familia cristiana, debemos tener siempre presente el encuentro con el Señor en la oración personal y familiar, en la Eucaristía. Nos ayudarán a fortalecer el crecimiento en la fe. Una fe vivenciada en el seno de una familia comprometida. “Una familia saludable sería aquella que logra cimentar un entorno físico y de relaciones del grupo familiar que favorezcan el desarrollo humano de sus miembros individualmente, y que les permita alcanzar su óptimo potencial, de acuerdo a sus expectativas y necesidades, tomando en cuenta su ser integral (físico, psíquico, emocional y espiritual), en un ambiente acogedor, contenedor, protector y que promueva la libertad.

  • la convivencia tanto familiar como escolar son enriquecedores culturales ,que nos brindan oportunidad de ser sujetos sociales donde aprendemos a desarrollarnos como tales; al igual tambien nos ayuda descenvolvernos en la sociedad con ayuda de valores, tradiciones, normas, leyes que nos rigen y dan un equilibrio a la sociedad.

  • http://www.elobservatodo.cl/admin/render/noticia/6833

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada